RECOMENDACIONES NUTRICIONALES DURANTE LA CUARENTENA - Spar Gran Canaria

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES DURANTE LA CUARENTENA

03/04/20

En estos momentos difíciles que afrontamos con la pandemia de Covid-19 mucha es la información que tenemos a diario sobre medidas de prevención para evitar el contagio. Queremos aportar nuestro granito de arena en el ámbito de la Nutrición, pues estas semanas pasaremos muchas horas en casa y puede resultar más complicado no caer en “tentaciones”.

Basadas en las pautas y recomendaciones de la FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética), la Academia Española de Nutrición y Dietética y el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas aquí presentamos algunos puntos a tener en cuenta durante esta cuarentena:

1. Mantén una adecuada hidratación, consumiendo diariamente agua como bebida de elección. Podemos añadir infusiones (siempre sin azucarar) o aguas saborizadas caseras (añadir al agua rodajas de limón, naranja, pepino…), evitando bebidas comerciales o carbonatadas (refrescos, zumos, bebidas energéticas o isotónicas…)

2. Mantén una alimentación variada y equilibrada, todo lo que sea posible con las restricciones impuestas a la hora de realizar la compra. Como consejo intenta salir a comprar las veces que sea estrictamente necesario, llevando una lista con todo lo fundamental, para no dejar nada atrás hasta la próxima compra. En relación a este punto:

  • Compra sólo lo necesario, no te abastezcas de más, ya que en los supermercados y grandes superficies tienen suficiente mercancía.
  • Revisa las fechas de caducidad de los alimentos, almacenando, refrigerando o congelándolos en casa para evitar pérdidas.
  • Ve a la compra con guantes, siguiendo la normas de higiene y prevención impuestas por el establecimiento.
  • Al llegar a casa lávate bien las manos.

3. Lava todos los alimentos que vayas a consumir en crudo y evita utilizar los mismos utensilios en alimentos crudos y ya cocinados (cuchillos, tablas de cortar…).

4. Intenta comprar la fruta y verdura fresca de temporada con mayor vida útil (por ejemplo naranjas, mandarinas, manzanas, plátanos, puerros, zanahorias). El resto de alimentos se pueden conseguir envasados para mayor caducidad/uso (enlatados, refrigerados o congelados).

5. Elige cereales de grano completo o integrales, según su etiquetado nutricional, (pan, pasta, arroz y derivados integrales) para consumo diario y legumbres para consumo semanal.

6. Mantén el consumo diario de lácteos (mejor en su versión desnatada) y moderado de proteína de origen animal (ave, pescado, carne o huevo).

7. Evita la compra o consumo de alimentos procesados de elevado valor calórico y bajo aporte nutricional (bollería, pastelería, zumos, derivados cárnicos como salchichas, nuggets…).

8. Evita el picoteo y, en caso de comer algo entre horas, intenta elegir alimentos saludables y de bajo aporte calórico (pieza de fruta, frutos secos, yogur).

9. Ahora que disponemos de más tiempo es un buen momento para llevar a cabo recetas antiguas, aprender nuevas y utilizar la cocina del aprovechamiento. Podemos preparar platos para consumir, refrigerar (para los días siguientes) o congelar (para más adelante). Esto nos mantendrá ocupados, evitando recurrir a la comida rápida o a domicilio.

10. Mantener la actividad física diaria para evitar el sedentarismo. Existen múltiples programas de ejercicio online, aplicaciones móviles… Dedica al menos 45-60 minutos al día al ejercicio.

Entre todos podemos hacer frente a este problema y superarlo, poniendo de nuestra parte y haciéndolo de la mejor manera posible.